Corregimiento de Bocas del Atrato, rancherío típico de pescadores  rico en vegetación flotante y parador obligado de los pasajeros del río donde se degustan ricos platos con los frutos de frescos del mar y del río.