La cascada, uno de los sitios más reconocidos del municipio, la cual tiene una caída de agua de 30 metros de altura, es el lugar preferido por propios y turistas para darse un baño en sus frías aguas.